80 mil empleos en Juárez por maquila.

El Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación estimó que el empleo en IMMEX aumente en el 2013 entre 3 y 4%, lo que significaría una creación estimada de entre 67 mil y 89 mil trabajadores.

Advirtió que en el 2013 la situación no será tan favorable, ya que la expectativa es que la producción industrial de Estados Unidos crezca 2.3%, esto es importante, pues es la actividad de mayor incidencia para México y con esa dinámica lleva a estimar que las exportaciones IMMEX aumenten entre un 5 y un 6%.

El CNIME refirió que la Organización Mundial de Comercio considera que para el 2013 el flujo internacional aumente hasta un 4.3% en el 2013, considerando que las economías desarrolladas aumenten sus exportaciones en 3.3% y las naciones en desarrollo lo aumentarían en 5.7%; mientras que para las importaciones sería un 3.4% para las desarrolladas y en un 6.1%  en las economías en desarrollo.

Estas estimaciones se materializarían siempre y cuando, China no desacelere su ritmo económico ni sus exportaciones o que por cuestiones geopolíticas se incremente el precio de los combustibles o de los alimentos,  precisó.

Para los Estados Unidos, se prevé que en el 2013 pueda crecer tan sólo un 2.0%, aunque su dinámica dependerá de lo que se defina hacia finales de febrero y marzo respecto a los ajustes en gasto público y otras medidas fiscales definidas por el Congreso y Gobierno Federal para no caer en el llamado “abismo fiscal”…. ya que las medidas anunciadas en la madrugada del 31 de diciembre 2012 sólo fueron precisamente para no caer en ese “abismo”.

Respecto al entorno europeo, los crecimientos del PIB prácticamente se quedará en ceros, en promedio, debido en parte por las políticas de saneamiento que se están haciendo y porque el empleo-consumo no se reactivan plenamente.

Señaló que hay que considerar también los factores de riesgo para la economía de  México, como son los impactos por el “precipicio fiscal” y/o ajuste monetario en los Estados Unidos, que podría repercutir en menores compras (importaciones) de países como México.

Asimismo un posible incremento en la inflación por arriba de las estimaciones del Banco de México y la apreciación del peso respecto al dólar norteamericano, que desanimaría la producción nacional, una reducción en el consumo interno y una contracción en la recepción de remesas.

Respecto al tipo de cambio del peso con el dólar norteamericano, hay que tener en mente que para el 2012 hubo amplia volatilidad, pues llegó a estar en nivel máximo de 14.35 y en mínimo de 12.62  para así tener una paridad promedio en este año de 13.17 pesos por dólar; así, para el 2013 se estima en 12.90 pesos.

Nota extraída de: El Diario, Manuel Quezada Barrón. 3/12/2013.

Leer nota original aquí.

  1. Leave a comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: